10 cosas que hacer en Suecia

Aurora Boreal en Suecia Aurora Boreal en Suecia

 

Si estas pensado en hacer un viaje a Suecia pero no conoces más allá de que es un país habitado por gente rubia, plagado de tiendas de muebles y donde hace mucho frío, estás de suerte, te vamos a dar unas cuantas ideas que te serán de gran utilidad a la hora de hacer planes en este país escandinavo y aprovechar al máximo la experiencia.

No importa la época del año en la que vayas, ni el punto cardinal que elijas, Suecia ofrece una cantidad de oportunidades inimaginables para disfrutar de tus vacaciones.  Deporte, naturaleza y cultura son sus principales atractivos.

A continuación os mostramos 10 cosas que hacer en Suecia y que quizás no sean tan conocidas. ¡Vamos allá!

Aprovecha sus particularidades geográficas

 

Patinar hielo Suecia
Patinar hielo Suecia

 

Suecia es naturaleza, es un país que además de contar con vastas extensiones de bosques, tundra y campos abiertos, su territorio está salpicado por un gran número de lagos, siendo una de sus grandes características geográficas, la cual los suecos la aprovechan al cien por cien. ¿Por qué no hacer tú lo mismo?

Si tu idea es visitar el país en invierno, deberías saber que la superficie de gran parte de estos lagos se congela durante la estación invernal, lo cual permite la realización de deportes como el patinaje sobre hielo. En las orillas de muchos de ellos encontramos negocios dedicados al alquiler del material necesario para la práctica de este deporte. Creedme, no hay nada más relajante que deslizarte por caminos de hielo dentro de un lago rodeado por un bosque teñido de blanco por la nieve.

Si por el contrario prefieres ir en época estival, no hay problema, podrás disfrutar de un refrescante baño después de realizar un paseo en kayak o una ruta por el bosque.

Te recomendamos la zona del Lago Mälar, en la zona de Estocolmo.

Vete de "Nations" a Uppsala

 

Uppsala
Uppsala

 

Uppsala, ciudad situada a unos 80 Kilómetros al Norte de Estocolmo, lugar de origen del cineasta Ingmar Bergman, es un paso obligado si viajas a Suecia. Podemos decir que se trata de una ciudad de records, ahora veréis por qué.

En primer lugar, es famosa por albergar la más antigua de las universidades escandinavas. La vida de Uppsala gira en torno a ella, siendo características sus famosas Nations.

Las Nations son centros de reunión donde los estudiantes sociabilizan y pasan largas horas, algo similar a las hermandades americanas. Cada Nation tiene su propio edificio, algunos con gran valor arquitectónico, y cada una de ellas se denomina con nombres correspondientes a diferentes regiones de Suecia. En su interior albergan bibliotecas, bares, zonas comunes y salones que por la noche se convierten en discoteca y sala de conciertos. Si eres universitario y llevas tu carnet de la universidad podrás sacarte una guest card, la cual te dará acceso a todas ellas y podrás disfrutar tanto de su vida diurna como nocturna.

Otro de los record con los que cuenta Uppsala es que podemos encontrar la Catedral más alta de Escandinavia, una imponente Catedral Luterana del S. XIII que llega a alcanzar los 118 metros de altura en sus torres. Durante siglos fue el edificio más alto del norte de Europa.

No te pierdas subir a su castillo, visitar su jardín botánico o acercarte a las afueras y visitar la Vieja Uppsala (Gamla Uppsala), con importantes restos arqueológicos de la Edad Media.

Podéis llegar en tren o autobús desde la Estación Central de Estocolmo, cuenta con bastantes conexiones diarias y el viaje dura en torno a una hora.

Tómate tu momento “Fika” 

Si las condiciones meteorológicas no acompañan y estás cansado de visitar monumentos, siempre te puedes unir a una de las tradiciones suecas más arraigadas, ¡Fika!

“Fika” es un término que usan los suecos para referirse a la hora en la que se reúnen para tomar café, es casi una religión, como la siesta o el té de las 5 de los británicos. Generalmente se suele tomar por la tarde y siempre va a acompañado de algún dulce, les encanta lo dulce.

Si te encuentras en Suecia, hace un rato que has comido y no sabes muy bien que hacer, no lo dudes, busca una de las muchas cafeterías con encanto que hay repartidas por cualquier ciudad, elige el café que más te guste y cómete un Kanelbullar, el bollo tradicional sueco más famoso. Si todo ello lo acompañas con buena compañía y una buena conversación tendrás una tarde redonda.

Además, en muchas cafeterías solo pagas el primer café, si después te apetece alargar el fika, cuentas con cafeteras de las que te puedes servir tú mismo otra taza con total confianza.

Conoce el “Bandy”

 

Bandy
Suecos practicando Bandy

 

 

Si coincide que te dejas caer por Suecia en los meses invernales, te apetece acudir a algún evento deportivo y quieres ver algo que no veas habitualmente,  te recomendamos que acudas a algún partido de Bandy.

El Bandy es un deporte muy practicado en países del norte de Europa y que en Suecia tiene una gran  afición, contando con una liga propia y siendo el propio país campeón mundial en alguna ocasión.

Se trata de un deporte muy similar al hockey sobre hielo, pero con la característica de que no se juega con disco, sino con una pelota esférica de un color rojo chillón que resalta sobre el hielo.

Depende del lugar donde te encuentres y de dónde se encuentre la pista, algunos partidos se juegan al aire libre, así que una recomendación muy importante, ¡abrígate bien! Un partido de Bandy tiene la misma duración que un partido de fútbol, tendrás que aguantar 90 minutos a temperaturas nada agradables si el día es muy frio o si no estás acostumbrado a esas temperaturas.

 

Vive una aventura ártica

 

Kiruna
Kiruna

 

Que Suecia es un país salvaje es algo que muchos sabemos, pero que no eres consciente de ello hasta que coges un tren y viajas al norte.

El extremo norte del país, lo que se conoce como la Laponia Sueca, es un territorio realmente increíble con grandes cosas interesantes para ver y hacer.

Lo más recomendable es que viajes a la ciudad de Kiruna, la ciudad más septentrional de Suecia, ya dentro del Círculo Polar Ártico y que desde ahí te muevas por la zona.

Una vez allí las oportunidades son infinitas:

  • Conoce el Parque Natural de Abisko y sus espectaculares paisajes.

  • Date un paseo en un trineo tirado por perros, o si eres más de quemar gasolina, sustituye el trineo por una moto de nieve.

  • Contempla el maravilloso espectáculo que supone ver una aurora boreal en los meses invernales,  cuando la oscuridad lo permite.

  • Si vas en verano, podrás experimentar lo que son 24 horas de luz y contemplar el sol de medianoche.

  • Sumérgete en la cultura Sami, pueblo nómada del norte de Escandinavia que aún hoy en día habitan estas tierras. Visita su museo en kiruna.

  • Para los valientes, disfruta del contraste térmico que supone pasar de los 80ºC de una sauna a los apetecibles -20ºC (siendo optimista) del exterior mientras haces un ángel en la nieve. Tu cutis quedará perfecto. O si esto te parece algo suave, prueba a sumergirte en las gélidas aguas de un lago en un agujero excavado en el hielo. ¡Suerte!

Como podrás ver no te engaño, las posibilidades son muchas, el resto te dejo que las descubras por tu cuenta una vez allí. 

Visita un hotel esculpido en hielo

 

Hotel hielo Suecia
Hotel hielo Suecia

 

Sin abandonar la Laponia Sueca, hay una atracción turística muy famosa en la zona y que solamente se puede disfrutar en invierno. Se trata del Ice Hotel u hotel de hielo en la localidad de Jukkasjärvi.

Como su propio nombre indica es un hotel construido íntegramente en hielo y sus habitaciones cuentan con diseños únicos creados por diferentes diseñadores, todo 100% hielo. Podrás encontrar infinidad de formas y esculturas, desde animales hasta coches convertidos en cama, cualquier cosa que puedas imaginar puede estar representada en hielo, cada habitación es diferente.

Además también podrás visitas su capilla construida íntegramente con este material y después tomarte un vodka en el Ice Bar, dónde hasta los vasos son de hielo.

El Ice Bar es permanente durante todo el año, mientras que el hotel es reconstruido desde cero cada año con el hielo del lago.

El hotel es visitable aunque no te alojes y el precio del tour es bastante asequible.

Si quieres pasar una noche y probar la experiencia de dormir bajo cero (te dan un saco especial para hacer la noche más soportable), ten en cuenta que el precio es bastante elevado, pero si puedes, adelante, es una vez en la vida y la experiencia lo vale. Eso sí, la lista de espera puede ser larga.

El hotel también cuenta con un anexo construido de la manera tradicional, con su calefacción y todo, más cómodo y más económico, dónde va a parar.

 

Cultiva tu paciencia practicando la pesca

 

Pescar en Suecia
Pescar en Suecia

 

Otra de las actividades que cuenta con una potente afición entre los suecos y en la que lagos (y ríos) también están muy presentes es la pesca deportiva.

Tanto si eres un experimentado profesional subscrito al Jara y Sedal como un pequeño principiante, deberás saber que Suecia te da la oportunidad de disfrutar de tu afición o de aficionarte al mundillo, por si lo único que has pescado en tu vida es un resfriado.

La pesca en lagos la puedes realizar a lo largo de todo el país, mientras que la pesca en río es más recomendable realizarla al norte, donde se encuentran la mayor parte de los ríos caudalosos.

Las temporadas varían según la latitud a la que te desplaces, si vas a la zona sur del país podrás pescar durante todo el año, mientras que cuanto más al norte te desplaces la temporada se acortará a los meses entre abril y octubre-noviembre.  

Truchas, Lucios, Salmones y demás fauna acuática ya está temiendo tu llegada. ¡Suerte y paciencia!

Prueba su gastronomía

Vamos a ser sinceros, la gastronomía sueca es bastante limitadita. A parte de sus tradicionales dulces, sus platos típicos se sustentan sobre todo en la carne. Debido a su clima, el cultivar vegetales está complicado en la mayor parte del país, excepto en algunas partes del sur donde el clima es más benigno, de hecho la mayor parte de frutas y verduras son importadas.

Estos son algunos de los platos que no te puedes ir de Suecia sin probar:

 

Carne de reno
Carne de reno

 

Vamos a empezar por algo que la mayoría no habréis probado nunca, que es la carne de reno. Es relativamente fácil encontrarla en las cartas de los restaurantes suecos. Está realmente buena, es muy tierna y cuenta con muy poquita grasa. La podéis encontrar elaborada de varias maneras, pero en salsa es como más sabrosa está.

 

Albóndigas suecas
Albóndigas suecas

 

Otro plato típico y seguramente más conocido son las famosas albóndigas, pero no os engañéis, no tienen nada que ver con las que os podáis comer en esas tiendas de muebles tan famosas. Una vez allí, sí que podréis degustar unas riquísimas Köttbullar, como las llaman ellos.

 

Palt
Palt

 

Por último, os vamos a recomendar el Palt. Se trata de un plato en el que la patata es su ingrediente principal. Se cuece la patata y se hace una masa en forma de bola que es rellenada con carne de cerdo principalmente.

¡Disfrutadlo!

Conoce sus símbolos

 

Caballo de Dalarna
Caballo de Dalarna

 

Suecia cuenta con varios símbolos que la caracterizan. Uno de los más importantes es el Caballo de Dalarna.

Una vez allí lo encontrarás infinidad de veces tanto como suvenir como por motivos decorativos. Se trata de piezas de artesanía, con forma de caballo, claro está, realizada en madera y pintadas de fuertes colores, generalmente son rojos y con otros motivos coloristas adornándolo.

Se denominan Caballos de Dalarna porque histórica y mayoritariamente la producción de estas piezas se realiza en la región homónima, en el centro de Suecia, tratándose esta actividad de uno de los principales sustentos económicos de la zona.

Es muy interesante coger un coche y desplazarse hasta el pequeño pueblo de Nusnäs, muy cerca de la ciudad de Mora y visitar los talleres dónde realizan los caballos y conocer la historia y la cultura que rodea a esta pequeña pieza de artesanía. La gente de allí es tremendamente amable y disfrutan contando sus tradiciones a todos aquellos que se acercan hasta Dalarna para interesarse por su cultura. 

Surca el Mar Báltico y conoce países vecinos

 

Crucero Mar Báltico
Crucero Mar Báltico

 

Si dentro de tu plan de viaje a Suecia te sobran un par de días, te encuentras en Estocolmo y sobre todo, estás viajando en temporada baja, la idea de realizar un pequeño crucero por el Mar Báltico a un precio realmente bajo, es una opción más que recomendable.

La empresa “Tallin Silja” ofrece rutas que unen Estocolmo con diferentes ciudades bálticas como Tallin, Riga, Helsinki o Turku, a precios que varían dependiendo del destino pero que son totalmente asequibles. Puedes comprobar los precios tú mismo en su página web y empezar a buscar chollos, os vais a sorprender lo barato que puede resultar. Existen opciones de viajar por la módica cantidad de 30€ i/v.

La idea que mucha gente sigue consiste en salir de Estocolmo por la tarde, navegar durante la noche (si tienes la suerte de encontrarte el Mar Báltico congelado, es una maravilla), y llegar al destino a primera hora de la mañana. Podrás aprovechar el día en la ciudad elegida y regresar la misma tarde a última hora para estar en Estocolmo a la mañana siguiente. No solo conocerás otro país, si no que podrás disfrutar de la vida nocturna del barco, que es mucha y muy intensa. No olvides que es un barco de crucero y hay mucho ocio, además de contar con la cerveza y demás bebidas espirituosas con una rebaja importante debido a que no cuentan con impuestos, pero esto yo no os lo he dicho, no quiero incitar a la embriaguez a ningún lector.

NOTA IMPORTANTE: el precio del alcohol en Suecia es prohibitivo, comprobarás como una vez en puerto muchas personas descargan litros y litros de bebidas comprados en el barco aprovechando los precios rebajados. 

Espero haberte sido de ayuda y haber despertado tu curiosidad viajera hacia este fabuloso pedacito de La Tierra llamado Suecia. Hej då! (¡Adios!)

 

Javier Sanchez

Licenciado en Geografía, actualmente trabajador en el sector turístico. Amante de la naturaleza y de las actividades que tengan su base en ella. Viajar es la única cosa en la vida que me hace sentir libre. Sigo la filosofía que dice que el viajero agradece y el turista exige, por lo que procuro ir por la vida ensalzando la bandera del viajero.

Artículos relacionados:

Más en esta categoría: « Malmo Gotemburgo »

guia de helsinki

Guia de Estocolmo

Copenhague