Estocolmo en 48 horas

Estocolmo Estocolmo

Estocolmo es la capital de Suecia, sin lugar a dudas, una de las capitales con más encanto de toda Europa, envuelta en un velo de magia y fantasía que la hace especialmente entrañable. Historia, naturaleza y ocio se dan cita para dotar de vida cada rincón de la ciudad, haciendo que sus posibilidades sean infinitas.

A pesar de no ser una capital excesivamente grande y de que su casco histórico se puede recorrer a pie con tranquilidad en unas pocas horas, este vasto abanico de posibilidades es lo que hace tan compleja la tarea de dar con nuestro plan de viaje ideal si no queremos dejarnos nada en el tintero.

Antes de comenzar, hemos de tener en cuenta que nuestra experiencia podrá variar drásticamente en función de nuestro presupuesto, de nuestros intereses y sobre todo, en función de la época del año en la que vayamos. No obstante, a continuación trataremos de ofrecerte un plan de ruta en 48 horas por Estocolmo que se pueda adaptar a cualquiera de estas circunstancias, añadiendo por supuesto, si procede, las pertinentes recomendaciones y matizaciones.


DÍA 1 en Estocomo

 

Comenzaremos nuestra pequeña gran aventura sueca por la mañana desde la estación central de Estocolmo (punto A en el mapa). Es una área con mucho movimiento y tráfico, pero no te dejes abrumar, en unos poquitos metros ya empezaremos a disfrutar de la belleza de esta ciudad.

 

Estación central de Estocolmo
Estación central de Estocolmo

 

Nos dirigiremos en primer lugar al magestuoso Ayuntamiento de Estocolmo (punto B en el mapa). Para ello cruzaremos por un canal hasta la isla de Kungsholmen. Este edificio es uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad, no sólo porque en su interior se encuentre la famosa Sala Azul, donde se celebra cada año el banquete de los Premios Nobel, sino también por su imponente arquitectura y su precioso patio interior. Desde este punto podrás establecer tu primera visual al resto de islas de la ciudad.

 

Ayuntamiento de Estocolmo
Ayuntamiento de Estocolmo

 

Tras un tiempo admirando esta maravilla, nos dirigiremos por el puente de Vasabron hacia Gamla Stan (punto C en el mapa), o lo que es lo mismo, el caso histórico de la ciudad. Se encuentra aquí, sin duda, el grueso de nuestra visita. A parte de monumentos, museos y restaurantes reseñables, sólo el hecho de callejear por este emblemático casco histórico es una gozada.

 

Gamla
Gamla

 

Casco histórico de Estocolmo

En el él nos encontraremos con el Museo Nobel, el Parlamento Sueco y el Palacio Real. Si vas en los meses de verano, no te puedes perder el famoso cambio de guardia en las puertas de dicho palacio. Tras la correspondiente sesión de fotos y patear un poco por este hermoso casco antiguo, quizás ya te vaya apretando un poco el hambre. No te preocupes, estás de suerte, ya que en el corazón del caso histórico se encuentra el restaurante más antiguo del mundo. Es un sitio acogedor, sin grandes agobios y de precios suecos, aunque no excesivamente caro.

Den Gyldene Freden, es el restaurante más antiguo del mundo.

Una vez recargadas las pilas, seguiremos nuestra ruta por el centro de Estocolmo en dirección a la zona de Slussen, donde nos encontraremos con el Ascensor Mirador Katarina (punto D en el mapa). Esto nos servirá, además de para disfrutar de unas fabulosas vistas de la ciudad, para ir orientándonos y guardar un mapa mental de la ciudad.

 

Vistas desde el mirador de Katarina
Vistas desde el mirador de Katarina



En función de en qué época del año te encuentres, te recomendamos a continuación dos opciones diferentes. Si es verano, sin duda te aconsejo continuar tu ruta hacia el oeste por un camino que sigue por la parte más elevada de la ciudad hacia la isla de Langholmen (punto E en el mapa). En ella podrás encontrarte con diversas playas, muy animadas y que te permitirán darte un buen chapuzón en el mar Báltico (aunque no lo creas, en verano hace calor en Suecia).

Si es invierno, es posible que la temperatura haga estragos. Desde luego te recomendamos igualmente pasear por esa zona y vislumbrar el mar helado (literalmente), pero no te aconsejamos separarte de la linea de ruta del metro en caso de emergencia. Será la opción más recomendable para volver al centro, además de que se trata de algo obligatorio, ya que el metro de Estocolmo está lleno de arte.

 

Ya de vuelta por Gam Stan podemos sentarnos en cualquier cafetería acogedora a hacer Fika. ¿Que qué es esto? Pues algo tan agradable y retonificante como tomarnos una bebida caliente con un trocito de algo dulce. Es una tradición sueca, utilizada como excusa para socializar.

Hacer "Fika" es el principal pasatiempo de los Suecos para socializar.

Después de sentirnos como auténticos vikingos con nuestro fika, y dar otro paseo por el centro con otra iluminación, nos dirigiremos hacia el norte hacia el distrito de Norrmalm, donde nos encontraremos con la parte más metropolitana de la ciudad (aunque no por ello exenta de encanto). Por ahí podremos dar un paseo por sus calles más concurridas y elegir entre miles las ofertas de ocio que ofrece: tiendas, restaurantes, cafeterías, bares etc. En definitiva, un buen lugar para ayudarte a decidir si trasnochar o no.

Día 2 en Estocolmo

¿Cansado de caminar? No te preocupes. ¡Hoy vamos en barco! En primer lugar nos dirigiremos por el centro de la ciudad hasta el puerto situado en el distrito de Slussen. Una vez allí, cogeremos un ferry con destino a la isla de Djugarden (punto B en el mapa), que además del servicio del transporte, nos ofrecerá una vista muy placentera de la ciudad y sus alrededores.

 

Ferrie a Djugarden
Ferrie a Djugarden

En la isla de Djugarden nos encontraremos, aparte de un paraje verde espectacular (al no ser que sea invierno), con una ingente cantidad de museos de todo tipo y para todos los gustos. El acuario, el museo de Abba, el museo nórdico, el antiguo parque de atracciones Gröna Lund, el museo biológico etc.

Como verás, en el poco tiempo que tenemos es inabarcable acceder a todos ellos, así que, al no ser que tengas especial predilección por uno en concreto, permíteme la licencia de recomendarte los dos que a mi juicio son más importantes.

En primer lugar el Museo Vasa (punto D en el mapa), situado al norte de la isla. Es sin duda el museo más emblemático de la capital vikinga, y en él se encuentra el único navió de guerra del siglo XVII que sigue prácticamente intacto hasta el momento. Si eres estudiante y puedes probarlo, podrás acceder al museo por 100 coronas suecas (casi 11 euros). Sin duda, encontrarte de primera mano frente a este emblemático navío no tiene precio.

 

Museo Vasa
Museo Vasa

 

En segundo lugar te recomendamos el primer museo al aire libre del mundo, el de Skansen. Te recomendamos que antes de ir consultes sus horarios y precios, ya que varían en función de la época del año, pudiendo oscilar entre unas 100 y 180 coronas suecas. Es un espacio donde a través de numerosas tiendas, acontecimientos, animales, construcciones y gastronomía, podremos dar un gran repaso a la historia sueca de los últimos 500 años de una manera muy interactiva.

Web oficial del museo Skansen

Dependiendo de la hora y del hambre que tengas, puedes aprovechar tu ubicación para comerte un almuerzo al aire libre de esta maravillosa isla, apreciando la ciudad al fondo y viendo el tráfico marítico (quizás te apetezca más hacer fica si estamos en invierno).

Tras esta agradable estancia en la isla de Djugarden, atravesaremos, en el norte de la misma, el puente que de la nombre para dirigirnos al paseo de Strandvägen (punto E en el mapa). En sueco significa calle de la costa, y desde él se puede ver la primera linea del lujoso barrio Östermalm por un lado, y una infinidad de barcos de lo más curioso por el otro. Es un paseo con mucho tráfico de bicicletas, así que ten cuidado.

Después de habernos recreado en este paseo, nos adentraremos en el barrio de Östermalmdonde nos dirigiremos a su famoso Saluhall (punto F en el mapa). ¿Que qué es esto? Pues un mercado gastronómico sueco con glamour propio. La verdad es que aunque no vayas a comprar nada, merece la pena echarle un vistazo.

 

Mercado de Saluhall
Saluhall

 

Nuestro día se va terminando, ha sido largo y agotador, así que si ya te has cansado de pasearte por las lujosas calles de Östermalm, ya va siendo hora de que te des un respiro y le dediques tiempo a comprar ese souvenir que te falta, volver a pasear por una zona que te haya enamorado, o simplemente tomarte una cerveza, la decisión es tuya.

 

ostermalm
Barrio de Ostermalm

 

Consejos al viajar a Estocolmo

  • 1 Transporte: Estudia con detenimiento antes de ir las distintas ofertas de transporte y el uso que le vayas a dar. La Stokholm card te permite utilizar el transporte público ilimitadamente de 1 a 5 días, con una variación de precio de 60 a 120 euros. Además te permite el acceso gratuito a más de 80 museos de la ciudad. Deberás valorar esta opción en función del uso que creas poder hacer ella.
  • 2 Meteorología: Ten en cuenta que además de la temperatura (desde -10 grados en inviernos a 25 en verano), tienes que tener muy en cuenta la luminosidad. En enero te encontrarás con oscuridad permanente, mientras que en junio, el sol no llega a ponerse.
  • 3 Moneda: Recuerda que en Suecia se utilizan coronas, no euros.
  • 4 Precios: Por lo general es una ciudad cara, su nivel de vida es mucho mayor que el nuestro, por lo que tardaremos en acostumbrarnos a sus desorbitados precios. De todos modos, si vas a ir en plan low cost, en las cadenas de comida internacionales los precios se respetan bastante.
  • 5 Gente: Si tienes algún problema no dudes en preguntar a cualquier autóctono. Por lo general son personas que siempre estarán dispuestas a ayudarte.

  • Y tras estos consejillos de andar por casa, no me queda más que desearte un ¡buen viaje!

Alejandro Ruiz

Soy Alejandro Ruiz, tengo 25 años y soy psicólogo. Desde niño me ha apasionado viajar, y por suerte, he podido desucubrir muchos rincones del planeta que me han enamorado. Sin duda, mi erasmus en Finlandia, me permitió poner mejor en práctica esta nueva actitud, y desarrollar así una mente más abierta hacia los demás y nuevas culturas. No sólo importa viajar, sino el cómo hacerlo, ya que el camino forma parte del viaje.

Artículos relacionados:

Más en esta categoría: Malmo »

guia de helsinki

Guia de Estocolmo

Copenhague