Copenhague en 48 horas

Copenhague Copenhague

 

Bienvenido a la capital del país que, según un estudio elaborado por Naciones Unidas, es considerado el más feliz del mundo. Son muchas las razones que nos llevan a esta conclusión, ya sea por los sueldos tan elevados, por las ayudas sociales que reciben... el caso es que Dinamarca ha sido elegido el país más feliz del mundo y sólo podrás darte cuenta de esto cuando visitas una de sus ciudades. Muchos mencionan el choque de culturas, debido a que los españoles somos más latinos y abiertos y es probable que podamos confundirnos, pero los nórdicos lo único que tienen de frío es la temperatura. Son gente muy amable, dispuesta a ayudar y siempre con una sonrisa.
Copenhague es una ciudad bastante pequeña, por lo que en 48 horas, podrás conocer todos los monumentos, estatuas y lugares de interés turístico sin problemas, incluso es probable que te sobre tiempo para callejear y descubrir lugares que pocas personas conocen.
Ven y descubre donde se encuentra la felicidad:


1º día en Copenhague

Dependiendo la temporada de año en la que decidas visitarlo, tendrás más o menos horas de luz. A pesar de ello, la vida empieza a las 8 de la mañana, por lo que lo ideal es que te levantes sobre esa hora.


Nuestro itinerario comienza sobre las 9 a.m. en la plaza de Kogens Nytorv (punto A en el mapa), donde se encuentra el Teatro Real, edificio de estilo clásico con elegantes decoraciones en su fachada. Abrió sus puertas en 1876 aunque el teatro se fundó en 1748. En un comienzo como teatro real para luego convertirse en el teatro nacional del país. Se realizan tanto obras de ópera, conciertos de música clásica y en varias ocasiones toca la orquesta real danesa.

 

Amalienborg Frederiks Kirke
Palacio de Amalienborg y Frederiks Kirke


Desde ahí continuamos por la c/Bredgade y en unos metros nos encontraremos a mano izquierda Frederiks Kirke (punto B en el mapa), y a mano derecha el Palacio de Amalienborg (punto C en el mapa),.

 

Frederiks Kirke, conocida como la Iglesia de Mármol es un regalo de la arquitectura; conocida también por ser el lugar donde se casaron el Príncipe Federico y María de Dinamarca. Es un templo luterano,  cuya cúpula es la más grande de Escandinavia y se inspiró en la basílica de San Pedro de Roma. Como anécdota, mencionaremos que el primer arquitecto que trabajó en ella fue Eigtved a petición del rey Frederik V. Con la muerte del artista, el proyecto fue pasando por varios arquitectos hasta quedar abandonado por su excesivo coste. Se tuvo que esperar hasta casi un siglo y medio después para poder retomar la construcción de la iglesia, gracias a una donación privada de un banquero, Carl Frederik Tietgen.

El palacio de Amalienborg, construido por el arquitecto Nicolai Eigtved a mediados del siglo XVIII, es la residencia oficial de la familia real danesa durante el invierno.

 

Palacio de Amalienborg
Palacio de Amalienborg

 

El conjunto está formado por el Palacio Moltke, designado a los reyes daneses y en el que estuvo residiendo Christian VII; el segundo palacio es el Palacio Levetzau, donde vivió Federico de Dinamarca hasta el 2004, este junto con el de Moltke son los únicos abiertos al público. El tercero sería el  Palacio Brockdorff donde residió la reina Ingrid de Suecia hasta el año 2000 y por último encontramos el Palacio Schack, situado cerca del paseo marítimo.  

Si queremos saber si se encuentra la familia real, podemos observar en la parte superior de los edificios, si está la bandera danesa, si se encuentra expuesta quiere decir que hay alguno de los príncipes o reyes en la casa, si no es que se encuentra vacía.

Otro de los espectáculos que se recomienda ver es el cambio de guardia que se da a las 12 a.m.
Los horarios del Palacio:  Visitas guiadas Sábados y Domingos de 13-14:30 en inglés y a las 11:30 en danés.
El precio: 10€ por persona.

 

Sirenita de Copenhague
Sirenita de Copenhague


La tercera parada de nuestra ruta sería la sirenita (punto D en el mapa). Obviamente no puedes ir a Copenhague y no ver el símbolo de la ciudad. Una vez que has visto los palacios de Amalienborg, se encuentra la calle Amaliegade, siguiéndola encontrarás la sirenita. Aunque tardarás unos 15 minutos andando, el paseo se te hace ameno. Por el camino podrás disfrutar de las vistas, del estilo de vida de la gente y de alguna estatua o iglesia, como puede ser la Fuente del Gefión o la Iglesia Alban.

 


Mencionamos la Fuente del Gefión por esconder tras ella el origen de Setlandia, que es la isla donde se encuentra Copenhague. El mito relata que un rey sueco prometió a la diosa Gefión todo el territorio que pudiera arar en una noche.  Ante esta propuesta la diosa convirtió a sus cuatro hijos en bueyes para que arará la tierra. Al final de la noche, la tierra que había conseguido arar fue lanzado al mar danés, originándose la actual Setlandia. Esta estatua fue esculpida por Anders Bundgaard entre los años 1897 y 1899.


La cuarta parada que haremos será ya, la sirenita. Muchos son los que se sorprenden al ver el tamaño de la sirenita, puesto que  mide algo más de un metro de altura. Estatua dedicada al escritor más famoso de esta nación, Hans Christian Andersen. Es una estatua de bronce, que Carl Jacobsen, creador de la marca de cerveza Carlsberg, regaló a la ciudad en 1913.

 

jardines de Kastellet
jardines de Kastellet


La última parada que haremos antes de buscar un sitio para comer, será en los jardines de Kastellet (punto E en el mapa). Un agradable paseo por los jardines antes de acercarnos al centro de la ciudad, así podréis conocer uno de los muchos pulmones que tiene este lugar. El origen de Kastellet era una ciudad fortificada, cuya construcción se inició en 1626 por el rey Christian IV para mejorar la seguridad de la muralla.    

 


Transcurrida la mañana prácticamente, debéis ir buscando un lugar donde comer. La gastronomía danesa no es uno de sus grandes atractivos y debido al precio (hablamos de unos 40€ por persona), puede que algunos prefiráis comer en un lugar más asequible y guardar el dinero para visitar los edificios de interés como puede ser el Palacio de Christianborg.


Cerca de Kastellet, por la c/ Store Kingensgade encontraréis una pizzería, cuyo precio está por debajo de la media pero la calidad es buena.


Una vez que hayáis comido, os animo a que visitéis el centro, lleno de tiendas y lugares por el que perderse, hasta acabar llegando Town Hall Square, el Times Square danés.

Volviendo al punto de inicio, donde se encontraba el Teatro Real, veréis la c/ Ostergade,  siguiendo está avenida, a mano derecha está la calle Kobmagergade (punto F en el mapa), una calle muy transitada de la ciudad, donde  están todas las tiendas, como Zara, Nike,... Después de haberos recorrido esta calle, debéis bajar por Fiolstraede, donde os impresionará la Universidad de Copenhague (punto G en el mapa) y la Catedral de la ciudad.


La catedral de Copenhague (punto H en el mapa), es una catedral Evangélica Luterana y data de 1811 a 1829, por el artista Christian Frederik Hansen.  La iglesia está abierta al público a diario entre las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde.

Tras pasar la Catedral, encontrarás la calle Frederiksbergadde, siguiéndola ya estarás en Town Hall Square (punto I en el mapa). En la misma plaza encontrarás el ayuntamiento.  Además,  por esta plaza, suelen estar los guías turísticos gratuitos, que podrán enseñarte todo Copenhague tanto en inglés como en español. Al final del tour te pedirán la voluntad, es decir, tu marcas el precio del tour.


En Town Hall Square estará la calle H.C. Andersens Boulevard, bajando hacia el río, encontrarás  Ng Carlsberg Glyptotek, galería de arte antiguo, cuyas obras pueden datar de hace 8000 años. El creador y luego donante de este gran muestrario de obras de arte es el hijo del fundador de Carlsberg.  


Al lado de esta galería se encuentra la calle Stormgade, continúa por ella y aprovecha las vistas que te dan el Palacio de Christianborg. El palacio es del año 1928, del artistas Thorvald Jorgensen, en estilo neobarroco.  Una de las cosas más características de este palacio, además de albergar las oficinas del primer ministro danés, el Parlamento y del Tribunal Supremo, es que cuenta con la torre más alta de Copenhague, cerca de los 110 metros, con una corona en la parte superior.
Horario:
Salón del Trono y Ruinas: L-D 10:00- 17:00
Caballerizas: M-D 13:30-16:00
Parlamento: Entrada gratuita durante las sesiones parlamentarias, en caso contrario deberá ser una visita guiada.
Precio: Existen diferentes tipos de entradas, desde la combinada con la que disfrutarás del Salón del Trono, ruinas del antiguo palacio y caballerizas que serían 15€ adultos y 13€ estudiantes. Niños entre 4 y 17 años 7 €. Para visitar ruinas o caballerizas los adultos:  5€; estudiantes:  4,7€ y niños entre 4 y 17 años:  3€; y para el Salón del trono; adultos: 11€; estudiantes:  9,4 € y niños entre 4 y 17 años:  6€.

 

Nyhavn
Nyhavn

 

Cuando hayas terminado tu visita por este palacio, es hora de que empieces a buscar un lugar para cenar. Saliendo de Christianborg, por la calle Holmens Kanal encontraréis Nyhavn, un canal dónde reina la paz, y aún siendo muy turístico es uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Aunque el precio para comer ahí es algo elevado, merece la pena poder disfrutar del ambiente y las vistas y tener en cuenta que no muchas ciudades pueden ofrecerte una experiencia como esta.
El presupuesto rondaría las 600DKK, unos 80€.


Sitios donde comer: A pesar de que os he puesto algunos sitios para comer y cenar, existen muchos otros. Debéis saber que en Copenhague, el café es uno de los productos más caros que hay. Existe una cafetería, haciendo esquina entre la c/Gothersgade y Borgergade en la que de Lunes a Viernes entre las 8 a.m. y las 10 a.m., los cafés están a 19DKK, unos 2,5€.

2º Día en Cophenague


Para el segundo día, descubriremos Christiania. Desde la plaza del Teatro Real (punto A en el mapa), sobre las 10 a.m. que es cuando empieza nuestro segundo itinerario, cogeremos la calle Tordenskjolde y disfrutaremos de un paseo matutino al lado del río.

 

Christiania
Christiania

 

En unos 10 minutos verás un puente que cruza al barrio Christianshavn. Crúzalo y en unos pocos metros tendrás a mano derecha la calle Prinsessegade que te llevará a Christiania (punto B en el mapa).

Christiania, es un experimento que comenzó hace 30 años con la idea de un gobierno llevado por  las mismas personas que viven ahí. Cuenta con cerca de 1000 vecinos y no siguen ni las normas danesas ni si quiera pertenecen a la Unión Europea.

El origen de este lugar data de 1971, cuando unos daneses se instalaron en unos barracones militares que habían quedado abandonados. Lo que en su origen fue una protesta social terminó siendo un movimiento político, y el tema sobre que uso darle a los barracones entró en los debates de los daneses. Con la chispa que surgió de esos debates,  el movimiento social Provo aprovecho para proponer  la idea de que ellos mismos se quedarán con los barracones y  poner en práctica una comuna cuyos principios eran los del propio movimiento. Este movimiento social surge en Holanda, con una ideología anarquista, y entre sus propuestas se encuentra la de legalizar la marihuana.

Para visitar Christiania, es importante leer las normas de este lugar, que se encuentran nada más entrar. Se puede visitar tanto en visitas guiadas como en solitario. Se recomienda ir a partir de las 11 que es cuando empieza a haber vida por este país autogobernado.

Os recomendamos, disfrutar de la visita, sin prejuicios y sin estereotipos, son gente educada y respetuosa. Encontraréis además varias cafeterías y mercadillos donde comprar algún recuerdo a un precio mucho más inferior que en las tiendas de souvenirs que existen en el centro de Copenhague.   

 

Christianshavn
Christianshavn

 

Al salir de esta pintoresca y única experiencia, busca un sitio para comer por los al rededores antes de que sigamos con nuestro itinerario, puesto que en el barrio de Christianshavn los precios son mucho más asequibles y la comida mucho más tradicional al no estar en puntos turísticos.

Para finalizar nuestra ruta, después de comer, aprovecha para visitar algún museo. Dinamarca es uno de los pocos gobiernos que fomentan la cultura y por esta razón muchos de sus museos son totalmente gratuitos tanto para turistas como para residentes e incluye tanto exposiciones permanentes como temporales.

Volviendo al puente por la calle Knilpelsbro, vuelve a la zona de Copenhague centro. Sigue todo recto y coge la calle Tojhusgade que te llevará al Museo Nacional Danés (punto C en el mapa), donde podrás descubrir el origen y la historia de los vikingos y su expansión por los países escandinavos.

Puedes visitar también el Museo Nacional de Arte (punto D en el mapa), que se encuentra al lado de los Jardines Reales. Desde el Museo Nacional Danés, cogiendo la calle Frederiksholms hacía el lado contrario al río, llegarás la calle Oster Voldgade y toma esta a la derecha. Siguiendo esa calle, descubrirás los jardines del rey a mano derecha junto con el Palacio de Rosenborg (punto E en el mapa) y unos metros más adelante el Museo de Arte.

Maria Garnacho

Natural de Madrid, siempre me atraí fascinada por los Países Nórdicos, su cultura y la belleza de sus paisajes, por lo que decidí estudiar turismo y explorar afondo todos sus rincones para contar sus mayores secretos.

 

Más en esta categoría: Naestved »

guia de helsinki

Guia de Estocolmo

Copenhague